Comunicación crítica para tiempos críticos

Etiqueta: Paro Nacional (página 1 de 2)

2021: Antesala del cambio

Este 2021, que está a pocas horas de acabarse, quedará en la memoria como el año de la indignación. Como no se había visto nunca en nuestra historia reciente, el pueblo colombiano se volcó a las calles de manera masiva y contundente para manifestar su rechazo a un gobierno lesivo e indolente, incapaz de conectar con el sentimiento y necesidades de una población angustiada por el hambre, el desempleo, la violencia y muchos otros males que no hicieron más que agudizarse en tiempos de pandemia. La respuesta del gobierno a la movilización ciudadana estuvo signada por la violación sistemática e institucional de los derechos humanos, de lo que han dejado constancia sendas investigaciones llevadas a cabo por organismos no gubernamentales, pero también organismos multilaterales como la ONU.

Las protestas y manifestaciones ciudadanas, por un lado, y la respuesta antidemocrática y desmedida del gobierno por otro, dejaron claro dos cosas:

1. Que el pueblo colombiano ha recuperado su rol como agente de cambio, logrando algunas victorias institucionales importantes y dejando sentadas las bases para un cambio político en 2022;

2. Que en Colombia se instauró una dictadura de facto evidenciada en la captura política de los entes de control, la violación sistemática de los DDHH y el retorno a un régimen de terror que ha conbrado la vida de cientos de líderes, lideresas sociales y ambientales y otros tantos ciudadanos y ciudadanas comunes.

El sentimiento de hartazgo es generalizado, tal como lo demuestran los sondeos de popularidad y aceptación del gobierno y la desconfianza en las instituciones, lo cual permite augurar un cambio más que necesario y soñado en 2022. Sabido es que la política continental se mueve en ciclos y, después de una década de hegemonía de la derecha en Latinoamérica, la región parece empezar a dar un “giro” hacia el progresismo que podría favorecer ese mismo viraje en Colombia, único país de la región en donde el progresismo no ha tenido la oportunidad de gobernar.

2022 será un año definitivo para nuestra democracia, será un año de cambio, un año en el que las luchas y sacrificios de tantos y tantas compatriotas que aguantan día a día sean finalmente recompensadas con la llegada al poder de nuevos actores políticos y sociales, justamente aquellos y aquellas forjados al interior de los movimientos sociales que fueron protagonistas en este 2021: los y las jóvenes que aportaron su conocimiento y su esperanza; las mujeres que nos vienen enseñando nuevos modos de ser y de actuar; los campesinos y campesinas que nos mostraron que la solidaridad es un buen antídoto contra la injusticia; los hombres y mujeres negras que exigen que reconozcamos su enorme aporte a nuestra cultura; lxs artistas y los ciudadanos y ciudadanas comunes y corrientes que este año dieron lecciones de dignidad, de resistencia y sembraron la semilla que brotará del duro asfalto de las calles para convertirse en esa primavera tantas veces anhelada y que hoy, por fin, parece al alcance de nuestros sueños.

Feliz 2022.


Síguenos en nuestras redes:

Facebook: columnaabiertaweb
Twitter: @Columna_Abierta
Instagram: columnaabierta/

La Gran Resaca

Por Wladimir Uscátegui
@Edit_Galactica

Vivo en depresión desde hace algún tiempo. Unos 40 años, más o menos. Pero al parecer no soy el único: varios amigos, amigas, me confiesan que últimamente también se sienten deprimidas o, al menos, con una sensación de resaca; guayabo, como decimos en este país lleno de folclor y muerte. El Paro Nacional que empezó el 28 de abril de este año y se prolongó por varios meses (algunos optimistas aún hoy convocan marchas uno que otro miércoles) se vivió con una intensidad inédita. Fue un momento de efervescencia social cargado de emociones fuertes, muy fuertes: la alegría desbordada de las marchas; la brutal confrontación después; el dolor por los muertos y desaparecidos, al final. Y así, cada día, durante meses. Para quienes participamos de las marchas y movilizaciones sin que el oprobio de la muerte a manos del Estado nos tocara, la revolución era, tal como lo había anticipado Bateman, una verdadera fiesta.

Pero en algún momento la fiesta se acabó. Y vino entonces la resaca.

Leer más

Derribar monumentos

Por David Paredes

En los últimos meses ha quedado claro que los procesos de organización social pueden ir más allá de la manifestación y la protesta. Lo visto en las jornadas de movilización y en algunos escenarios de resistencia permanente parece anticipar un proceso que podríamos reconocer como reinvención de las estructuras sociales. Así las cosas, puede sobrevenir un período aún más largo de resistencia, que tomará diferentes formas y rumbos y que precisa de reflexiones en torno a la interacción de las fuerzas sociales implicadas.

Leer más

Una portada para la hoguera

No le hacemos publicidad a los discursos de odio; por lo tanto, no reproducimos la infame portada a la que hace alusión el autor de esta nota

Por Gustavo Montenegro Cardona

Las guerras siempre empiezan mucho antes de que se oiga el primer disparo, comienza con un cambio del vocabulario en los medios”.
Ryszard Kapuściński

El viernes 21 de mayo, entrada la noche, comenzó a circular por las redes sociales un video del presidente Iván Duque, en el que, con un inglés marcado, fluido y entonado de cierta molestia, responsabiliza a su contendiente en época electoral como el sujeto provocador de la crisis social que se ha evidenciado durante los 26 días de Paro Nacional. Sin nombrarlo, pone a Gustavo Petro en la condición de enemigo de su gobierno y en causante del caos. Planteamiento que se constituye en una peligrosa condena.

La respuesta de las audiencias no se hizo esperar. El sábado en la mañana se confirmó lo que se suponía: el video resultó ser una producción realizada desde el corazón del palacio presidencial y difundida con criterio viral.

Leer más

El país de la furia

Por Gustavo Montenegro Cardona

Tener a mano algunos datos para comprender la calidad de vida en Colombia puede resultar útil a la hora de lograr la foto panorámica que nos dé cuenta de la razón del fervor con el que se han vivido los días de un paro que ya resulta inolvidable, histórico por ponerle una etiqueta y desafiante para atrevernos a abrir una puerta de esperanza hacia futuro.

Para comenzar, bien podemos recordar, sin equivocación, que Colombia es uno de los países más desiguales, siendo la brecha económica, la falta de acceso a servicios de calidad en salud y educación los indicadores más significativos en los diversos análisis que trazan las métricas comparativas.

Leer más

Jóvenes… y diversos

Por David Paredes

Detengámonos un poco en la idea de que la lucha popular es de las personas jóvenes. ¿Es, exclusivamente, de ellos y ellas? Y ¿a qué tipo de personas jóvenes nos referimos y a quiénes dejamos por fuera de esa categoría estandarizada?

Es innegable que el Comité del Paro no representa a las personas jóvenes y que sería justo que estas tuvieran asiento, voz y voto en cualquier reunión cuyo objetivo sea buscar la solución de la crisis. Merecen ese lugar por el rol que han desempeñado en estas casi tres semanas de paro, pero también porque históricamente han experimentado los rigores de la marginalidad política y económica. El mismo Iván Duque, el candidato joven, tuvo que meterle unas cuantas canas a su campaña política, a ver si los conservadores más viejos confiaban en él. Porque la gente vieja tiene fascinación y asco por la juventud. Recitan con afectación «Juventud, divino tesoro, ya te vas para no volver», pero cabe sospechar que la asocian con la desorientación y la carencia de argumentos. En su mundo, la democracia es para los viejos.

Leer más

Editorial: Si tocan a una respondemos todas

Por Milena Passos

Dicen los titulares “Paro Nacional: Una menor de edad se habría quitado la vida tras denunciar violencia sexual por parte de policías”. Consternada abro la noticia y recuerdo las denuncias del día anterior. En Popayán, dos menores habían sido detenidas el 12 de mayo; una de ellas denunció en un video trasmitido por redes que en su retención un policía le decía «Uy, qué rico lamerla», y le preguntaban que qué hacía en la calle. La amenazaron con matarla, la golpearon y la ingresaron ilegalmente a la URI mientras su madre era agredida e irrespetada a las afueras de la instalación. Ahora, la otra menor, después de relatar en su perfil de Facebook los vejámenes de los que había sido víctima, se quita la vida.

Leer más

Moléculas en revolución: movilización social, juventud y Paro Nacional

Por Brigythed Lucero Medina Diaz

Pensar la crisis actual en términos mediáticos nos obliga a replantear las nuevas prácticas y formas de manifestarse; la respuesta a teorías fascistas de una generación que no está dispuesta a callar es la defensa de la vida frente a una narrativa belicista que se esfuerza por vandalizar y criminalizar la protesta social, una muestra del discurso de violencia que ha atravesado al país durante muchos años. A este Gobierno y su relato de odio se le olvida que vivir en democracia es garantizar y defender la protesta social.

Leer más

Editorial: LA HORRIBLE NOCHE

#SOSColombia
#NosEstánMatando
#ColombiaEnDictadura

Los muertos se cuentan ya por decenas; los heridos por miles… Hay que decirlo sin ambages y con toda claridad: En Colombia se está perpetrando una verdadera MASACRE contra el pueblo. Ante la ausencia de la Defensoría del Pueblo, la ineptitud y connivencia de la Fiscalía y demás órganos de control, le ha tocado a la ciudadanía y a algunas ONG cubrir y dar a conocer la situación, realmente alarmante, de muchas ciudades del país. El gobierno ha respondido con una represión desmedida y criminal a la justa lucha del pueblo colombiano.

Leer más

Los no representados

Imagen tomada de la cuenta de @Toxicomano

Por David Paredes

1.

Las mediciones de popularidad se cifran sin explicaciones, presentan un porcentaje seco, sin acotación. De todos modos, el presidente Iván Duque ha dicho que no gobierna para las encuestas. Ahora está en la misma tribuna de Peñalosa: “Impopulares, pero eficientes”, reza una de las campañas del alcalde. Como quiera que sea, se hace evidente una brecha insalvable entre el proyecto del gobierno y el proyecto de las personas a quienes ese gobierno pretende representar.

Y es contradictorio hacer referencia a la representación cuando las decisiones de un gobernante parecen contener otro mensaje: “voy a hacerlo a mi modo, porque es cuanto ustedes necesitan aunque no lo entiendan/no lo puedan ver/no quieran/ no estén de acuerdo”. En esta actitud hay, cuando menos, desprecio por la visión de un porcentaje de la población, ponderación de la élite presuntamente especializada y arrogancia, pues no cabe ni una mínima probabilidad de que el funcionario acepte sus errores.

Leer más