Columna Abierta

Comunicación crítica para tiempos críticos

Una declaración

Por Gustavo Montenegro Cardona

“No teníamos por qué haber aceptado la barbarie como natural e inevitable ni haber continuado los negocios, la actividad académica, el culto religioso, las ferias y el fútbol como si nada estuviera pasando. No teníamos por qué acostumbrarnos a la ignominia de tanta violencia como si no fuera con nosotros, cuando la dignidad propia se hacía trizas en nuestras manos”.
El reclamo de la indignación, Convocatoria a la Paz Grande
Informe Final de la Comisión de la Verdad.

El Informe Final de la Comisión de la Verdad tiene como carta de presentación una declaración. Este documento sintetiza su mirada ético-política. Desde el llamado, la definición del lugar desde donde habla, la explicación del legado y una reflexión sobre la verdad, se abre paso al componente del esclarecimiento. Aquí, la declaración da cuenta del papel que las víctimas ocupan y ocuparon en el ejercicio de la exploración de la verdad para esclarecer lo que nos sucedió como nación durante más de sesenta años de conflicto.

Leer más

Víctimas de una guerra ajena

LAS MUJERES Y LAS PERSONAS CON ORIENTACIONES SEXUALES E IDENTIDADES DE GÉNERO, VOCES FUNDAMENTALES DE LA VERDAD

Por Mujeres Nariñenses por la Paz

“Sigo llevando una condena de ser una víctima en tierra ajena”
Esmeralda Muñoz, Pasto, 2018.

La entrega del Informe Final por parte de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No repetición, siendo éste un componente del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición pactado en el punto 5 del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz estable y duradera, es un hito importante para el país, puesto que constituye un punto de partida para construir nuestro futuro.

Este trabajo de más de 3 años, que recoge las voces de las víctimas, testimonios de su afectación, de su dolor, pero también de su resiliencia, le permitió a la Comisión plantearle al país unas recomendaciones y reflexiones sobre lo que sigue ahora con el pasado cruel que dejó y sigue dejando el conflicto armado interno.

Leer más

Patricia

Por Edwin García

Cursaba noveno grado y ya había leído algunos discursos de Gaitán, inicio de mi herejía. También había escuchado a mi abuela decir, cuando mataron a Galán: «lo mataron, como a Gaitán». Por circunstancias de la vida, que no casualidad, llegó a mí el libro Bateman; una de sus autoras era Patricia Ariza.

Leer más

Al final de este viaje

Por Camilo Parra

Pienso hoy en lo que significó la campaña presidencial de Petro y Francia y recuerdo las palabras de Violeta Parra: “lo que puede el sentimiento no lo ha podido el saber”; no por desprecio a lo que significa la base programática sino porque nos hicieron vivir un momento más que emotivo en esta época electoral, nos dieron frases y momentos que dejaron sin barrera a las lágrimas. «Los vientos del sur» fue el significante llamado a llenar el vacío al que estábamos acostumbrados en cada elección que perdíamos. Hoy, luego de un cúmulo de resistencias, la celebración multitudinaria en las calles de cada territorio -en especial en Nariño- nos mostraron que merecíamos esta emotividad.

Leer más

Victoria, anticipada

Por Gustavo Montenegro Cardona

Hoy Colombia tiene presidente electo. A las cinco de la tarde del diecinueve de junio de 2022 se marcó una raya, una marca que nunca se podrá borrar en la historia de la vida política del país. La llegada de Gustavo Petro y Francia Márquez al gobierno se constituye en el giro más drástico que ha vivido el horizonte ideológico colombiano. Esta conquista del progresismo contiene un valor agregado, pues se gestó a pesar de tener en su contra a gran parte del sistema mediático del país. Las evidentes y develadas posturas de medios y periodistas durante la campaña electoral se constituyeron en un auténtico dolor de cabeza para las candidaturas del Pacto Histórico.

Leer más

El tiempo de lxs de abajo

Por Ángela Martínez Ortega

¡Cesó la horrible noche! Una frase que desde anteayer, junto a las consignas por la dignidad, la libertad, la igualdad y la vida, resuenan alto en las casas, calles, veredas y ciudades en Colombia. Y creo que el cese de la horrible noche no solo tiene que ver con la terminación de una historia del gobierno marcada por la derecha que, en Colombia, ha sido sinónimo de muerte, desigualdad, corrupción, pobreza, discriminación y represión, sino porque indica el nacimiento de una esperanza nueva.

Hoy, es Presidente un exmiembro del M-19, en cuya persona se representó el miedo al desmonte de los privilegios de los que históricamente se apoderaron de Colombia, a la manera en que los colonos se apoderaron de las tierras americanas, y que conminaron a lxs colombianxs a una vida marcada por la violencia, la precariedad y el egoísmo. Es presidente un hombre que durante toda su vida se preparó para serlo, un hombre en quien cabe la conciencia social y que, con humildad, ha acogido las apuestas de los grupos y movimientos sociales de mujeres, campesinxs, indígenas, el pueblo afro, la población LGBTIQ+, la clase trabajadora, la población con discapacidad y todxs aquellxs que siempre estuvieron por debajo de los marcados privilegios de la tradicional clase política y económica en Colombia.

Leer más

El amanecer

Fotograma tomado del video de la canción El amanecer de Edson Velandia y Adriana Lizcano

Por Camilo Parra

Dedicada a los y las compañeras del equipo Columna Abierta / Incómodas

Es verdad lo que criticaba Carolina Sanín al inicio de las campañas presidenciales sobre el uso de palabras que, a veces, de tanto repetirlas pierden su significado. El tema “histórico”, por ejemplo, pierde su sentido cuando no hay gente que se identifique con él. Sin embargo, en cada elección vemos personas maravillosas que nos dejan marcada cada etapa con una palabra, con su apoyo, con una canción, con El amanecer. Este solo ejemplo, sumado a los multiversos de una posible vida de Petro como cafetero, campesino, minero, etc., nos hace sentir la confianza -que al fin y al cabo es lo importante- de que estamos del lado correcto de la historia, que este momento es efectivamente histórico, como lo será todo aquello que avancemos de aquí en adelante. Qué bonito será ver a la gente haciendo historia.

Leer más

El triste ocaso de Jorge Robledo

Por Wladimir Uscátegui

Vamos a decirlo de una vez y para siempre: Jorge Enrique Robledo es uno de los mejores senadores que ha tenido la historia reciente de Colombia. Necio y ridículo sería desconocer su labor durante 20 años en el senado y otros tantos en el activismo social y la academia. Activista, docente y político, Robledo ha sido protagonista de muchos debates y mociones en las que, como resultado de sus investigaciones, fueron revelados casos de corrupción y alianzas criminales de algunos partidos políticos. Incansable y lúcido opositor de los gobiernos del uribato, su labor es solo comparable a la del también senador y hoy candidato a la Presidencia Gustavo Petro, de quien es hoy, incomprensiblemente, su más enconado crítico.

¿Qué llevó a uno de los políticos más notables de la izquierda en Colombia a ser hoy justamente uno de los opositores más feroces del cambio que se avecina?

Leer más

Rudolf H

Por Camilo Parra

En la más reciente emisión de La Base, el programa radial que dirige y conduce Pablo Iglesias, otrora líder de la agrupación izquierdista Podemos, hubo un segmento dedicado a repasar los titulares con que la prensa escrita colombiana estaba dando cuenta del escenario de segunda vuelta presidencial, encontrándose un patrón común: el candidato Gustavo Petro se describe siempre como un “izquierdista”, pero el candidato Rodolfo Hernández, su opositor no solo en la contienda sino en el espectro ideológico, es descrito apenas con un ambiguo y tímido epíteto de “populista”.

Se preguntan entonces Iglesias y cía. qué se requiere para que alguien sea tildado de ultraderechista o fascista. ¿Que salga quizás expresando públicamente su admiración por Hitler? Pues el señor Rodolfo no solo se ha declarado admirador de Hitler sino que lo ha elevado a la categoría de “gran pensador alemán”. Pese a ello, para los medios tradicionales colombianos Rodolfo sigue siendo un “populista”, un “outsider”, un “antisistema” (¡!), un personaje chabacano y estrafalario, pero jamás un fascista o un ultraderechista. Pienso que esa actitud de “no es para tanto” ha sido lo que en nuestro país ha terminado por normalizar la violencia y sus apólogos.

Leer más

Editorial: Apuesta por el cambio

Colombia afronta este fin de semana una nueva jornada electoral en la que se definirá quién será el presidente por los próximos cuatro años. Jornada que ha venido precedida de un debate álgido, intenso y particularmente agresivo en el que han cundido los ataques personales, las injurias, las noticias falsas e incluso amenazas de muerte. Como si fuera poco, la institucionalidad se ha fracturado, algunos representantes y órganos del gobierno se han envilecido en su afán de interferir en la contienda y la confianza de la gente en las instituciones es escasa o nula.

Leer más